Porción 145: La palabra viva y eficaz.

Texto áureo: Dt. 32.28-47

Lecturas para adultos en la semana:
Dt. 32.28-47; Sal. 119.25-40; Sal. 119.49-72; Sal. 119.97-136; Lc. 2; Hb. 4

Descripción del tema:
1. Dt. 32.28-29 habla de consejos, entendimiento, comprensión y percibir, dando una clave muy importante para lograr ser hacedores de la Palabra de Dios. Todas estas palabras apuntan a poderla estudiar de una forma organizada para nutrirnos de ella. El propio texto dice: «para ser sabios». Cuando alguien conoce muchos temas y, además, comprende cómo se subdividen e interrelacionan tiene ventaja sobre aquel que tiene el mismo conocimiento sin tal habilidad. Es como cuando se analiza la diferencia entre un jardín y un yermo. Ambos tienen vegetación, pero uno tiene delimitado los canteros y el otro no; en uno es fácil llegar a las diferentes plantas y en el otro no; en uno es más fácil aprovechar el fruto que tiene y el otro quizás ni los tenga. Cuando alguien recibe muchos detalles, pero no sabe relacionarlos su intelecto solo tendrá una carga gigante de información que no le ayudará mucho a encauzar su vida. Es verdad que cada detalle le despertará curiosidad y hasta cierto grado de satisfacción o arrogancia, pero al no tener acceso al tema como un todo se perderá en medio del yermo y al final se frustrará al darse cuenta, que de muy poco le sirvió. Por lo tanto, si se desea entender, comprender y percibir algo con mayor profundidad se hace necesario ver todas las cosas asociadas a ese tema. Todo tema es individualmente complejo en armonía con otros temas individuales que se van coordinando para formar una complejidad superior en un conjunto. Lo opuesto también es importante. De la misma manera que se va ampliando la visión con respecto al conjunto en que se desarrolla un tema y así hasta llegar a ver ese conjunto como un particular dentro de otro conjunto. Es muy importante detallar en las particularidades de un tema e ir profundizando y separando más a medida que se adentra en él. De tal manera que ese particular a su vez se convierte en un conjunto de varios particulares. Organizar el conocimiento bíblico en temas generales que se interrelacionan y temas específicos que lo conforman, permite una mejor retención a largo plazo. Así el estudio tendrá más gratificación y frutos.

2. En Dt. 32.46-47 el mensaje de Moisés tiene una triple enseñanza de vida: (1) La lectura de la Palabra no puede ser sólo una experiencia de aprendizaje, debe llenar todo el ser y guiar los pensamientos y los actos; (2) La educación para los hijos en la Palabra de Dios debe ser vista por los padres como una prioridad suprema; (3) Toda persona que se acerca a la Escritura debe tener en cuenta que ella no es simple letra e información, cada detalle está cargado de sabiduría y de tesoros ocultos que animarán, exhortarán y darán sentido a la vida.

3. Gran parte de este Cántico de Moisés describe la futura rebeldía hacia Dios. En este Israel se alejaría del escudo protector de Dios y, paradójicamente, luego se preguntaría a dónde se fue Dios. Finalmente, en medio de su sufrimiento el pueblo retornaría a su conexión con Él. Este pudiera parecer el tema de todo el cántico, porque es lo que parece a primera vista: Un anuncio de todo lo que pasaría. Sin embargo, su objetivo real va más allá. Dios quiere que sirva como testimonio, como alerta, como llamado para evitar que Su pueblo se equivoque en el futuro. Nosotros lo vemos, después de todo lo que sabemos de la historia, solo como un anuncio, pero su función era y es para nosotros hoy al de evitar que esos eventos predichos ocurrieran. Todo hijo de Dios que tome esas palabras en serio puede evitar que esas terribles consecuencias ocurran. Dios lo ha previsto así. ¿Cómo se puede hacer esto, sólo obedeciendo? ¡No! Sabemos que ningún hombre puede cumplir con todo, pero Cristo Jesús, el cordero sacrificado por nuestros pecados, se encuentra permanentemente expiando por nosotros. Entonces, podemos decir que en Cristo queda abolido todo mandamiento expresado en maldición y queda como una preciosa enseñanza para vivirla. Para que te vaya bien, es decir, en un camino de ascenso a la perfección.

Preguntas:
a) Algunos hermanos, a pesar de llevar años en el evangelio, evitan el estudio profundo alegando que no es importante; solo con ser salvo es suficiente y todo debe enfocarse ahí. A la luz de esta porción, ¿cómo le animaría usted a romper esa barrera sin desvalorizar el supremo lugar de la salvación?

b) ¿A qué considera usted que se refiere el v.33 de nuestro texto áureo?

c) ¿A qué considera usted que se refiere la frase: «recitó todas las palabras de este cántico a oídos del pueblo»?