Porción 39: La guerra del Eterno es eternamente contra el mal.

Texto áureo: Ex 17.8-16

Lecturas para adultos en la semana:
Ex 17.8-16; 1Sam 15; 2R 6.1-23; Dn 3; Zac 14; Lc 10.25-42

Descripción del tema:
1.      Contextualizando un poco la porción debemos tener claro que los amalecitas eran descendientes de uno de los nietos de Esaú, lo que indica que ellos eran familia de los israelitas (Gn 36).

2.      Entre tantos enemigos que ha tenido el pueblo de Dios, ¿por qué contra los amalecitas hay una acción tan fuerte de Él? Aparte de la falta de familiaridad, la respuesta se encuentra en Dt 25.17-19: les atacaban en el camino como si Israel fuera un ejército y no como un pueblo que estaba emigrando, mataban a los rezagados (enfermos, ancianos, mujeres embarazadas, etc.), esperaban que estuviesen cansados y fatigados (aproximadamente 1 000 000 de personas en movimiento); o sea, que ellos no tenían un mínimo de piedad. Por otra parte, los amalecitas no tenían tierra fija porque eran nómadas, así que eran un pueblo contra todos los pueblos. Ellos no tenían temor al Dios de sus ancestros (Abraham, Isaac). En resumen, este pueblo representa el mal y la falta de paz personificado. Hay personas que están en guerra contra todos, ¿cuál es la razón? Ninguna, esa es su naturaleza!

3.      Dios también manda a recordar esto para siempre, no sólo para cuidarnos de los amalecitas, sino para acordarnos de no repetir nunca esa característica de malicia en nosotros. Es por esto, que Dios manda destruirlos. Y en un sentido espiritual, ¿dónde?, pues en nosotros mismos.

4.      Dios no sentencia a los descendientes genéticos de Amalec, porque los hijos no son culpables del pecado de los padres, sino que muestra una sentencia divina contra aquellos que no se arrepienten y desean seguir en el pecado de Amalec.

Preguntas:
a)      Sí Dios es amor, ¿por qué cree que mandó a destruir a Amalec?

b)     ¿Quiénes serían los amalecitas de hoy en día?

c)      ¿Cuál debe ser la actitud de un creyente en relación con el mal?

d)     ¿Qué haría usted en su hogar para no olvidar el pecado de los amalecitas y que su familia no se vea arrastrada en esa iniquidad?