Porción 80: La fiesta de las Shavuot.

Texto áureo: Lv. 23.9-22

Lecturas para adultos en la semana:
Lv. 23.9-22; Jl. 1; Jl. 2; Hch. 1; Hch. 2.1-21; Hch. 10-11

Descripción del tema:
1. La palabra hebrea shavuot significa ‘semanas’ y se relaciona con shabat, porque cada día de reposo delimita los siete días que conforman la semana. Comúnmente, a esta fiesta se le llama en español ‘Pentecostés’, por celebrarse 50 días después de la Pascua. Aunque, como dijimos anteriormente, su nombre hace referencia más específicamente a los 50 shabat de cada semana que vienen después de la Pascua. Por eso, como dijo en la Porción 78, es tan importante tener en cuenta el shabat semanal que aparece dentro de esos siete días de la fiesta de los panes sin levadura (Matzót) aun cuando no se reposa en él.

2. Luego del primer reposo de los Matzót, es decir, el segundo día de esta fiesta, sería el día de Reshit, que significa ‘primicia’. No se cuenta como una fiesta aparte, pero es a partir de aquí que algunos comienzan a contar los 49 días para llegar al 50 que es la fiesta de las Shavuot[1], a diferencia del judaísmo tradicional que lo hace a partir del shabat regular de la semana para que coincida con el séptimo shabat. Es decir, que para estos últimos Pentecostés cae siempre en un shabat y cumple su nombre Shavuot ‘reposos’. Para los primeros (Caraítas) su nombre Shavuot significa ‘semanas’ y no reposos. Es bueno señalar que en cuanto al nombre ambos tienen razón. El conteo diario para llegar a esta fiesta se conoce como la cuenta del Omer[2].

3. Varios nombres de esta fiesta nos indican el significado de su celebración:

a) Fiesta de las semanas o de los reposos. Es el agradecimiento y la seguridad de esperar en Dios.

b) Fiesta de la cosecha. Es la celebración de tener a Dios como el gran proveedor.

c) Fiesta de las primicias. Es corresponder a Dios con lo mejor que Él nos ha dado.

4. Matzót se relaciona con la libertad de Pésaj, pues la libertad no es para andar en libertinaje, sino para servirle. Por eso la fiesta coincide con el día en que se entregó la ley a Moisés, pues ella definiría la forma correcta en que se debe vivir. La ley no limita la libertad, sino que más bien la enfoca correctamente. Pero es a través del Espíritu Santo cómo se puede entender correctamente esa ley y como único se cumple el gobierno de Dios sobre el corazón humano. Por esto, Shavuot fue la fiesta escogida por Dios, para traer un mensaje oculto (jukim) que anunciaba el milagro del derramamiento de Su unción.

5. Es curioso que en las fiestas de Pésaj y Matzót no se permitía comer pan con jametz, sin embargo en Shavuot Dios exige que se le lleven dos panes ya fermentados. Esto habla de la cualidad restaurada del hombre para poder distinguir entre lo bueno y lo malo. De esta manera habla de la unción del Santo en el creyente para dominar la atracción e influencia del pecado sobre él.

Preguntas:
a) Investigue y describa en qué consistía la gavilla mecida.

b) ¿Qué considera usted que Dios quería enseñar al mandar a contar el Omer?

c) Complete la siguiente tabla cronológica identificando qué ocurrió en cada día de ellas a los tres años del ministerio de Jesús.

Pésaj Matzót Reishi Shavuot
Noche
Mañana
Tarde

 


[1] Estos son los llamados Yahadut Qara’it (Caraítas) que significa ‘basados en la lectora’, un tipo de judaísmo fariseo que reclama seguir el calendario más antiguo de esta secta, mientras que el conocido como judaísmo rabínico (el mayoritario hoy) sigue las variaciones de Gamaliel II como consecuencia de renovar el judaísmo luego de la destrucción de Jerusalén (fue líder de la secta y el sanedrín aproximadamente entre el 80 y el 114 d.C.).

[2] La cuenta del Omer consistía en la ofrenda que se llevaba al templo de una medida específica de cebada cada día hasta llegar a Pentecostés, en donde se llevaban dos panes de harina de trigo.