Porción 111: Cuidar el alma.

Texto áureo: Dt. 4

Lecturas para adultos en la semana:
Dt. 4; Job 33-35; Job 36-37; Sal. 71-72; Gá. 4-5; Tit. 2.11-15

Descripción del tema:
1. Esta porción pone al descubierto la influencia directa de la idolatría en todas sus facetas sobre el alma del ser humano. Ella muestra la ignorancia humana acerca del mundo espiritual. Nada que sea parte de la creación puede ser adorado como ser que es superior o preexistente a la creación, es algo ilógico. Todo lo que ha sido creado no puede ser elevado al grado de creador por mero antojo y, por lo tanto, no puede ser divino. Sería una falta de respeto y es a lo que el propio Dios llama idolatría, o sea sustituir la gloria que Él merece y dársela a su creación. La idolatría es tan grave que Dios no solo ha prohibido hacer imágenes de otros dioses, sino que tampoco es permitido hacer una imagen que represente simbólicamente a Dios mismo. Simplemente, por el peligro que corre de convertirse en idolatría el objeto en cuestión.

2. Por otra parte, la naturaleza de la adoración pagana es exactamente lo opuesto a la adoración en espíritu y verdad que Dios demanda. Esta falsa adoración es un intento por influenciar y controlar las fuerzas espirituales. Como hijos de Dios, nuestro propósito en el mundo es alcanzar el crecimiento moral al imitar el comportamiento de Dios, y no tratar de influir sobre las fuerzas espirituales para ser ayudados en satisfacer nuestros deseos egoístas. Una imagen esculpida es un objeto inanimado incapaz de hacer algo, por lo que dependerá totalmente del ingenio cúltico humano su deificación.

3. El texto deja claro que Dios no es hombre, mujer o inclusive ambos, porque eso sería limitarlo a una forma o género específico. Él es eterno y eso implica que cualquier semejanza con un ser limitado es solo como consecuencia del horizonte cognitivo del hombre para facilitarle su comprensión. Sin embargo, Él escogió desde la eternidad revelarse en forma masculina como Padre, como Rey, como Señor y como Hijo.

4. Hay diferencia entre hacer y cuidar los mandamientos. Lo primero hace referencia a su cumplimiento físico (v.13), mientras lo segundo a hacerlo también, pero con esmero desde dentro del corazón (vv.5-6).

5. Dios deja claro que cumplir con su ley es sabio e inteligente, pero también es un testimonio poderoso para los gentiles que al oír de ella y compararla con las que ellos conocen se darían cuenta de su grandeza, sobre todo al ver a Israel cumplirla aún en lo ilógico de sus jukim. Ellos reconocerán que el pueblo de Dios es sabio por haberse sometido como nación al Creador. Un ejemplo de esto se puede encontrar cuando en un tiempo era ilógico el ritual de la circuncisión, pero con el desarrollo científico el mundo gentil pudo descubrir lo saludable que es, tanto para el hombre como para la mujer. Tanto que se le ha criticado a Israel por aferrarse a los mandamientos de Dios y, sin embargo, hay que reconocerles como sabios. Dios les ha dignificado como nación.

6. Los vv.7-9 muestran la gracia de Dios para Israel, que por Su amor les dio mandamientos tan especiales y, además, cada vez que ellos lo invocaban de corazón Dios les contestaba. Por eso tienen la responsabilidad como nación, comenzando en la familia, de recordar todo y enseñarlo a las generaciones futuras.

7. Dios enfatiza que no se le puede añadir ni quitar nada a la ley, pues este derecho lo dejaría reservado para Él mismo. Por lo tanto, aquellas cosas que el Mesías actualizó y que formaban parte principalmente de los jukim, apuntaban a varios puntos de un mensaje con mucha importancia: (1) El Mesías es Dios encarnado, (2) El sentido del mensaje se encontraría en su enseñanza y vida, (3) El resto de los mandamientos dejarían de ser cumplidos por imposición, para convertirse en anhelo humano como consecuencia del fruto espiritual creado por Dios en ellos.

Preguntas:
a) ¿Cree usted que si la Biblia no tuviere Dt. 4.1-2, eso autorizaría la libertad de añadir o quitarle pasajes?

b) ¿Por qué cree usted que Dios es tan estricto con el tema de la idolatría sobre todo ahora que el pueblo llegaba a la tierra prometida?

c) ¿Por qué cree usted que se usan tres palabras diferentes para hablar de la ley en Dt. 4.44?

d) ¿Qué única alternativa Dios dejaba cuando Él emitiera el castigo por idolatría?