Porción 148: El campamento de los santos[1].

Texto áureo: Dt. 33.5

Lecturas para adultos en la semana:
1 Cr. 9; Jos. 18-19; 1 R. 12-13; Ez. 38-39; Ap. 6; Ap. 14

Descripción del tema:
1. El campamento de Israel a través de todo el desierto debía organizarse en cuatro batallones, de tres tribus cada uno y alrededor del tabernáculo. Este campamento quedaría como símbolo profético de la convivencia y adoración celestial[2]. Recordemos que cuando Moisés enseñó de esto dijo que era un modelo de lo que había en el cielo[3].

2. La palabra hebrea para ‘tribu’ es shévet (שֵׁבֶט), pero esta también significa ‘vara’. Este doble significado viene porque en la antigüedad, el gobernante poseía una vara o cetro como símbolo de poder y autoridad. De esta misma manera, las tribus tenían una estructura de poder sometida al poder Supremo.

3. Cada tribu estaba representada por el color de la piedra que el sumo sacerdote poseía en su pectoral.

4. Los batallones eran liderados por una tribu y su estandarte representaba o congregaba a otras dos. Por eso cada figura en su estandarte representaba características específicas que tenían que ver con la misión de la tribu en la nación[4].

5. La mayoría asume a las 12 tribus de Israel como un número exacto, pero se debe entender que en la cultura semita las matemáticas ni tienen un uso igual, su exactitud es limitada a valores específicos e invariables. En este caso de las tribus sabemos que la de José fue divido en otras dos (Efraín y Manasés) [5], entonces habrían 13. ¿Cómo Dios resuelve esto?, pues fraccionando a la de Leví entre las demás y así el campamento sigue siendo formado por 12. Un estudioso del siglo XIII, Jacob Ben Aser, acerca de las bendiciones de Jacob a sus hijos, descubrió que cada vez que se menciona una tribu, si tomásemos el valor numérico de la primera letra de la palabra y agregamos todas las primeras letras de las palabras que siguen al nombre, la suma total sería 365 (esto es los días del año solar). Si paralelo a esto hacemos lo mismo con la última letra de la última palabra de cada bendición y las sumamos, el resultado es 354 (los días del año lunar)[6]. Lo que habla de una confirmación total del cumplimiento de las bendiciones.

Preguntas:
a) ¿Qué relación ve usted entre las 12 tribus y los 12 apóstoles?

b) Según uno de los textos para la semana, ¿cómo considera usted que Dios preparó a Israel para asimilar a los gentiles dentro del campamento?

c) ¿En qué sentido interpreta usted que este campamento sea un modelo de lo que Dios quiere con su pueblo?

d) Señale qué aprende usted del fraccionamiento de todos los levitas dentro de las 12 tribus de Israel.

 


 

[1] Aunque se podía haber abarcado este tema con anterioridad, se ha preferido hacerlo aquí para poder utilizar la mayor cantidad de elementos pertenecientes a las porciones anteriores y al resto del texto bíblico. La amplitud y complejidad de este también requiere el uso de las cuatro porciones siguientes.

[2] Ap. 4

[3] Ex. 25.40; Hch. 7.44

[4] Nm. 2.2 nos habla de las banderas diferentes por el símbolo de cada tribu. En las porciones siguientes se detallará en la figura del estandarte, así como en los significados de los nombres.

[5] Por otra parte, se debe tener en cuenta cuando se estudia el texto bíblico en toda su amplitud que en varios lugares la tribu de Efraín será nombrada como la de José (2 Cr. 2).

[6] Jr. 31.35