Porción 154: Las tribus de Neftalí y Aser.

Texto áureo: Dt. 33.23-25

Lecturas para adultos en la semana:
1 R. 7; Sal. 22; Sal. 129; Sal. 130-131; Is. 44; Os. 7-9

Descripción del tema:
1. Estas eran las dos tribus que conformaban el lado norte del campamento bajo el liderazgo del estandarte del águila que llevaba Dan. Neftalí (נַפְתָּלִי) significa ‘luchar’, mientras que Aser (אָשֵׁר) se traduce como ‘bendito o afortunado’.

2. Si le preguntáramos hoy cuánto conoce usted de estas tribus, su posible respuesta sería: ¡No mucho! Pero no se sorprenda, la realidad es que se encuentra poco de ellas en toda la Biblia. Sin embargo, a pesar de este anonimato las bendiciones para ellos son muy especiales. Esta peculiaridad nos puede llenar de esperanza. No importa cuál sea nuestra posición familiar o social, somos especiales y escogidos por Dios. Nuestras bendiciones pueden superar a las de los ricos y famosos, pues muchos de ellos dirían que felizmente abandonarían su riqueza y fama para tener la paz y la felicidad que no añade tristeza y con la que Dios nos colma.

3. Neftalí se asentó en un territorio muy próspero cerca del mar de Galilea, región en donde siglos después Jesús ministraría y enseñaría el evangelio, esto también cumpliendo las primeras bendiciones de Jacob sobre ellos y las de Moisés[1]. A pesar de toda la bendición de Dios sobre ellos, no fueron muy fieles permitiendo el asentamiento también de gentiles que, lejos de ser conversos, traían sus propias costumbres. Ellos eran los que se convertían a los gentiles en vez de ser a la inversa. De aquí el nombre Galilea de los gentiles.

4. «… Sea el amado de sus hermanos, y moje en aceite su pie.», habla no solo del ministerio de soporte sobre otros, sino del lagar de donde se extrae el aceite. Este sería sumamente importante para la dieta saludable de la nación y también para todo el servicio de adoración en el tabernáculo y luego en el templo.

Preguntas:
a) ¿Cómo considera usted que estas tribus podían formar una “triada ministerial” con Dan y ser como esa águila en su estandarte?

b) ¿Será posible ver a personas clamando a Dios falsamente? ¿Por qué pasa esto? (Os. 8-9).

c) Cite algunos textos y explique qué tendría que pasar a Israel para que Dios escuche su clamor mesiánico hoy.

 


 

[1] Gn. 49.21, Dt. 33.23

MAKE A DIFERENCE TODAY