fbpx

The wayup Blog

Dentro de los judios de hoy, los Asquenazím.

BLOG, Historia, judaismo

Esta es la actualización o evolución más marcada del fariseísmo antiguo y tal vez la más fácil de explicar. Muchos piensan que el ser judío tiene que ver con esta forma exclusiva de judaísmo, pero no es así. No es nuestro ánimo, ni tenemos los elementos suficientes en este estudio para apoyar la conclusión histórica planteada por algunos, con bases muy serias de investigación, donde esbozan que este grupo en específico es la descendencia de los kazares o Jázares; pueblo que se convirtió al judaísmo casi en su totalidad en el siglo VI y que se fueron desplazando al sur de Europa. Pero sí sabemos que una parte importante de la emigración pasó por allí en su camino a la Europa del Este.

La primera evidencia oficial de su presencia data del 321 d.C., en la Colonia (Alemania). Se trata de un texto que indica que el estatus legal de los judíos allí es el mismo en todo el Imperio, en donde poseían la plenitud de derechos civiles con la única restricción de estar impedidos de poseer un esclavo cristiano o acceder a una función pública. La situación para este grupo fue muy difícil una vez que el imperio aceptó el cristianismo y la comunicación con el rabinato de Sura y Pumbedita era casi imposible, así es que su tradición oral principal fue el Talmud de Jerusalén y no el Talmud Bablí. Esto pudiera justificar la gran diferencia entre algunas de sus minjaquim ‘costumbres’ con los otros grupos de judíos, pero no vamos a hacer hincapié en esto tampoco aunque usted tiene la libertad y le animamos a que indague.

El más grande sabio del periodo entre el 960-1028 d.C. fue Gershom ben Judá, conocido también como Me’O Hagolah que significa ‘la luz del exilio’, fue el primero en hacer una prohibición contra la poligamia, el leer cartas ajenas, contra el divorcio unilateral, pero también de la obligatoriedad para hacer regresar a alguien al judaísmo. Es bueno señalar que toda la cultura Asquenazí se basa en este rabino, por eso es que movimientos actuales como Breslev ponen tanto empeño en judaizar a los cristianos.

En este periodo, al principio del siglo XI, las masacres en Europa como consecuencia del discurso católico de las cruzadas estaban por todas partes. Fue la época donde aparecieron suicidios en masas dentro de los asquenazí para validar su honor. Esta persecución se extendió por siglos hasta los tiempos del holocausto en el siglo XX. Algo muy diferente a lo que ocurría en Sefarad, que al ser perseguidos hasta la muerte aceptaban el cristianismo y como solución inventaron métodos para que en el futuro sus descendientes pudieran retornar a la fe (como los apellidos especiales, etc.).

Otro grande fue Shlomo Yarji (Rashí, 1040-1105 d.C.) meticuloso analista del lenguaje de los textos. Filólogo y lingüista, derivó sus principios gramáticos de la literatura rabínica y de los trabajos en hebreo de escritores sefardíes. Utilizó un lenguaje conciso y directo, era conocido por su especialidad en dar explicaciones a un problema con una sola palabra. Interesantemente influenció grandemente la exegesis cristiana a través de Nicolás de Lira, cuyos comentarios fueron usados por Lutero en la traducción de la Biblia al alemán. Jacob ben Meir Tam, (Rabeinu Tam), yerno de Rashí y compilador del análisis medieval sobre la Gemará, fue otro grande de este periodo[1].

En este tiempo surgió un movimiento Jasídico ‘pietistas’ que no tiene nada que ver con el jasidismo moderno, aunque estos de hoy buscan anclarse en aquellos. Estos Jasídicos medievales aplicaron la Cábala[2] a sus interpretaciones y describieron a través del argumento lógico el einsof, es decir ‘el sin límites’, a la presencia divina; pero no en cuanto a Dios como entidad omnisciente y omnipresente, sino específicamente su gloria, honor y respeto llamándole el kabod. También definieron a Dios sin sexo, por lo tanto puede asumir cualquiera de los dos, porque quien lo define realmente es la mente humana y no su real naturaleza. Este estudio fue tan complejo y amplio que fue asimilado también por la comunidad sefardita. Basado en esto los asquenazí reformaron sus sidurim[3], por lo que muchos de los rezos y plegarias tienen su causa y origen aquí.

Con una base fuertemente anclada en la Jalajá (el cómo andar diariamente o hacer los mandamientos) la visión de los asquenazí acerca del mundo y de la vida piadosa se origina en el «se puede» o «no se puede» de la Ley. Por eso dentro de ellos, y sólo dentro de este grupo, existen varias fracciones como resultado de sus pugnas legales: los ultra-ortodoxos, los ortodoxos, los conservadores, los reformistas, los reconstruccioncitas y los humanistas.

Algunos rabinos hoy dicen que los colores en sus ropas (blanco y negro), principalmente dentro de los grupos ortodoxos, son el fruto de mirar legalistamente la vida. Hoy en día este grupo, como resultado del exterminio sefardí en los campos de concentración, es mayoritario en cuanto a observantes del judaísmo y representan el 25% de la población israelí. Razón por la cual muchos hoy en día, por desconocimiento, creen que éste es el judaísmo puro y verdadero en comparación con otros grupos. Cuando simplemente es un grupo más con una visión y tradición de vida bien específica de ellos.

Dr. Liber Aguiar.

[1] Uno de los comentarios al Talmud.
[2] Método místico de interpretación.
[3] Libro de los ordenes litúrgicos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six + 4 =

MAKE A DIFERENCE TODAY