fbpx

The wayup Blog

JESÚS Y LA PASCUA.

BLOG, Fiestas, Pascua

En este árticulo deseo reflexionar sobre este momento crucial en la historia. Su impacto marcó un antes y un después en la trayectoria de la humanidad. Este evento se desarrolla en el contexto de una de las festividades que Dios ordenó a su pueblo celebrar. Se trata de la historia de la Pascua, narrada en los evangelios, que incluye una serie de eventos relacionados con esta festividad y que culminan con la crucifixión y sepultura de Jesús (Yeshúa). Además, no podemos olvidar los acontecimientos importantes que sucedieron luego de su crucifixión, como su resurrección y ascensión, los cuales también están interrelacionados y coinciden con otras festividades, aportándoles una nueva interpretación a la luz de la perspectiva mesiánica y reafirmando su significado.

Para entender y responder a la pregunta inicial, es necesario centrarnos en la tradición que Dios dio a su pueblo Israel, especialmente en la celebración de la Pascua o Pesaj. Al abordar esta cuestión, debemos analizar de manera general cómo vivió Jesús en su forma corporal antes de esta última Pascua, así como examinar cada detalle de esa última festividad que marcó la historia de la humanidad.

La celebración de la Pascua (Pesaj) comienza la tarde en que termina el día 13 de Nissan, con la caída del sol, y continúa hasta la caída del sol del día 14 de Nissan, cuando se consume el cordero pascual. Esto es a lo que se hace referencia en Éxodo 12:6 cuando menciona «entre las dos tardes».

Existe una diferencia notable entre esta última Pascua celebrada por Jesús y las anteriores que tuvo en su vida terrenal, cuando se encarnó y vivió en cuerpo humano. Aunque no contamos con documentación que confirme o compruebe su participación en las otras Pascuas, los evangelios solo relatan sobre esta última festividad. Sin embargo, como dato histórico, sabemos que Jesús nació y creció como judío, por lo que es lógico pensar que habría formado parte de esa cultura y sus tradiciones, participando en cada una de las festividades, incluyendo la Pascua (Pesaj), que es una de las tradiciones del pueblo de Israel y aún se celebra en la actualidad. Estas tradiciones fueron recibidas por el pueblo de Israel como un regalo de Dios. Por lo tanto, asumimos que Jesús participó en otras Pascuas, teniendo en cuenta la tradición de su pueblo.

Por otro lado, en esta última Pascua Jesús experimentó algo diferente a las otras celebraciones anteriores. Los evangelios narran una serie de eventos que la distingue de cualquier otra. Estos eventos comienzan con la cena de la primera tarde, que marca el comienzo del día 14 de Nissan, y continúan con su crucifixión y sepultura antes de la segunda tarde, que marca el fin del día 14 de Nissan. Cada uno de estos sucesos fue actualizado desde la perspectiva mesiánica y algunos fueron añadidos o enriquecidos. Un ejemplo es su crucifixión, que coincide con la muerte o sacrificio del cordero pascual, realizado entre las dos tardes del día 14 de Nissan, entre otros. Sin embargo, debemos centrarnos en si Jesús comió o no de esta última Pascua y por qué. Dado que Jesús fue crucificado ese día, al mismo tiempo que se llevaba a cabo el sacrificio en el templo del cordero pascual, que cada familia israelita debía comer según la tradición, Él no participó en esa Pascua porque él era el cordero que iba a ser sacrificado, actualizando y ampliando así el significado de esta festividad (Pascua o Pesaj). Solo compartió la cena con sus discípulos en la primera tarde, que se conoce como la primera Jagigá, que era el inicio de la festividad y tenía un orden similar a la cena pascual (que sería la segunda Jagigá), siendo la única diferencia «el cordero», que en la primera cena podía ser cualquier cordero, mientras que en la segunda solo podía ser un cordero sacrificado de acuerdo con las regulaciones establecidas por Dios en el templo. En esa cena, el Mesías añadió y realizó algunos actos al orden de celebración (Seder), dándole a entender a sus discípulos cómo deberían celebrar en futuras ocasiones. También añadió y reveló nuevos detalles de interpretación para algunos de los pasos de este orden, enriqueciendo así el significado de esta festividad.

Dado que nos acercamos a la fecha de celebración de esta festividad, mi pregunta para usted es: ¿Cómo celebra usted la Pascua y qué representa para usted?

Autor: Mesac Martinez

Volver a BLOG | Fiestas | Pascua

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + four =

MAKE A DIFERENCE TODAY