fbpx

The wayup Blog

LAS DIÁSPORAS -3ª Parte

BLOG, Historia, judaismo

LOS ASQUENAZÍES Y LA CRISTIANDAD HOY.

Como se ha señalado en el artículo anterior dentro de esta diáspora, encontramos varios movimientos y uno de ellos, el ortodoxo, está fragmentado por disímiles grupos. Una pregunta interesante que nos podemos hacer es: ¿Ortodoxos con respecto a qué? Bueno, pues son ortodoxos de esa cultura Asquenazí, como mismo la Iglesia Ortodoxa Griega es ortodoxa de la cultura cristiana que se desarrolló después del siglo IV en el Asia Menor, o como mismo la Iglesia Católica es ortodoxa de la cultura cristiana que se desarrolló dentro del imperio romano de occidente.

Este nombre: Ortodoxo, no solo aclara el propósito de este movimiento Asquenazí, sino que también trae confusión para aquellos que son analfabetos de la historia de Israel, porque les lleva a creer que este es el grupo auténtico y que más se acerca al judaísmo primitivo, cuando en realidad puede ser todo lo contrario. Este grupo tiene en esencia muchos matices que vienen del judaísmo fariseo más antiguo, pero a la vez muy entrelazado con esa cultura Asquenazí que se desarrolló por siglos en la Europa del Este. En realidad, dentro del propio contexto judío, ellos son reconocidos como más protectores de su cultura Asquenazí que del propio judaísmo fariseo.

El hecho de que ellos sean los más vistos hoy o los que más sobresalen se debe a dos razones específicas: El excentricismo involuntario de sus hábitos mientras la mayoría judía pasa inadvertida, y el exterminio casi total del grupo históricamente mayoritario religioso (sefarditas) en el holocausto nazi.

Hoy en día vivimos en el cristianismo un fenómeno muy interesante, y es que muchos se han dado cuenta de la importancia de entender el contexto judío para una correcta interpretación de la Escritura. En el caso especial del texto más leído por la cristiandad el Nuevo Testamento no queda otra opción que acercarse a aquella cultura judía del primer siglo. Sin embargo, cuando se empieza a hacer este acercamiento con todas las posibilidades que ofrece este siglo XXI, el grupo que fácilmente aparece y que se lleva el protagonismo en la Internet es la diáspora Asquenazí ortodoxa, que a su vez es la menos entendida por sus disímiles y sutiles diferencias por esos “investigadores del contexto bíblico”. Entonces estos amantes de la verdad y la Escritura comienzan a construirse un tipo de “Cristianismo Ortodoxo Asquenazí”, y a creer que éste fue el andar de la iglesia primitiva. Como esto simplemente es absurdo no solo se desvían ellos de su original propósito que fue entender el contexto bíblico, sino que comienzan a predisponer negativamente a la mayoría cristiana que pudiera tener también ese mismo propósito al enfrentarse al estudio teológico descontextualizado que evolucionado en el cristianismo.

Dentro de este grupo ortodoxo Asquenazí tenemos a uno muy peculiar: JaBaD. Éste surgió ante la necesidad depreparar a Israel y al mundo para la venida del mesías que ellos interpretaron durante siglos al no reconocer a Jesús como este y haber sido destruído el templo. Para esto precisan atraer a su judaísmo Asuqenazí a la mayor cantidad de judíos posibles, y a las leyes de Noé a la mayor cantidad posible de gentiles. Así que ante el fenómeno cristiano de buscar las “Raíces Hebreas” del contexto bíblico JaBaD ha diseñado toda una metodología de proselitismo que ya hoy, a solo unos años de darse este fenómeno, está dando frutos en miles de seguidores y conversos a su judaismo tan peculiar ortodoxo. Y aunque otras diásporas y grupos se han dado cuenta también de esta oportunidad ellos que destinan la mayor cantidad de recursos se llevan la preminencia.

Como he dicho, no es que este grupo debe ser desechado a la hora de aprender e investigar las “Raíces Hebreas” del contexto en que escribieron los apóstoles, sino que debe entenderse su devenir histórico para poder comenzar a desmembrar y distinguir entre cultura Asquenazí y sus raíces fariseas. Por otra parte, si alguien desea acercarse a dichas raíces del mensaje apostólico, debe tener cuidado en primer lugar de muchos de estos grupos auto titulados “Raíces Hebreas” que no han sido capaces de separar el trigo de la cizaña, con respecto a la verdad y casi que ya son más vocero de la enseñanza ortodoxa Asquenazí que de otra cosa. Claro, no es que todos los que buscan las raíces hebreas para entender mejor la Escritura estén errados, pero debemos ser honestos y decir que una mayoría sí lo está.

Después de 2000 años esto no es tarea fácil, se precisa ir a las fuentes antiguas que tenemos (y que no son sólo las que aceptan oficialmente los diferentes grupos ortodoxos), ser críticos de esas fuentes, y actualizarse de las evidencias que casi a diario siguen apareciendo. 

Continuará…

Autor: Dr. Liber Aguiar

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

76 − = seventy three

MAKE A DIFERENCE TODAY