fbpx

The wayup Blog

¿Qué distingue al Benei Mitzvá?

Benei Mitzvá, BLOG, El ciclo de la vida.

Aunque el nombre, de forma general en el hebreo es este, por eso significa ‘hijos (benei) del mandamiento (mitzvá)’, en realidad se establece una diferencia entre hembras y varones que viene desde el mismo nombre. Para las hembras se llama Bat Mitzvá (bat significa ‘hija’) y para los varones Bar Mitzvá (bar significa ‘hijo’). ¿Por qué es esto?, por dos razones fundamentales:

  1. Ambos llegan a la pubertad en edades diferentes. Las hembras mayormente más temprano que los varones a partir de los 12 años, mientras ellos a partir de los 13.
  2. Los intereses como partes de una familia y una comunidad son diferentes desde su misma esencia, pues Dios los creó así: «varón y hembra» (Gn 1.27). Por tanto, la forma y el contenido también va a ser diferente en varios aspectos que se tendrán presente por sus padres y tutores.

El Benei Mitzvá es una ceremonia en sí, se pudiera decir “de graduación”, a partir de todo lo que hasta ese momento los padres les han enseñado con respecto a los mandamientos de Dios. No quiere decir que los hijos a partir de ese momento son salvos o algo por el estilo, —recuerde que esto solo lo decide Dios—, sino que esta ceremonia marca el punto en que los padres y toda la comunidad de creyentes se va a cerciorar de que ellos ya conocen lo necesario para tomar decisiones espirituales en la vida, como pueden ser: la conversión, el bautizo, el compromiso ministerial, etc.

Como ceremonia al fin es un evento donde reina la alegría, pues qué precioso es ver a la nueva generación estar lista para asumir los retos espirituales de la vida. También como evento importante implica una preparación de los hijos que viene a través de las diferentes etapas del ciclo de vida, que comienza desde la gestación y llega a este punto (Pr 2). Por tanto, se puede entender que el Benei Mitzvá no es algo para simplemente “hacer” hablando de ceremonia, sino que más bien se llega a ella con el andar de la vida de los niños. Con este método regalado por Dios, se termina con el debate acerca de quiénes son los responsables de la educación de ellos, que sin discusión alguna son los padres. Aunque, como es claro, ellos recibirán el apoyo de la comunidad de creyentes, su liderazgo y sus tutores (maestros).

Autor: Dr. Liber Aguiar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + three =

MAKE A DIFERENCE TODAY